Lunes, 26 de noviembre de 2012

 

De: La Habitación de Mr. Hyde - Suplemento dominical "Enfoque" (Diario La Industria de Trujillo)

25 de noviembre de 2012 

 

Karina Luz Bocanegra es poeta y escritora, además de ilustradora y otras facetas. La joven trujillana vive por la poesía y dice que no le interesa el amor romántico. Ella intercambió versos con Mr. Hyde.

 

-En tu biografía oficial señalas que eres escritora, fotógrafa, docente y gestora cultural, además de ponente y otras facetas. ¿Cómo te das abasto para hacer tantas cosas?.

-No se trata de darme abasto, sino que son actividades que me gustan y me apasionan, entonces las hago con gusto. No siento que son una obligación para mí, sino que simplemente se dan y yo las hago con la mejor disposición.

 

-Pero hace poco me has comentado que eso no te ha permitido tener una vida personal.

-(Risas) No, no, no, si lo dices así suena como una queja. Para nada, yo no quiero una vida personal, lo único que me interesa es la literatura.

 

-¿Y el amor, y las otras cosas?

-El amor está ahí; amo a mi familia, amo a mis padres, a mis hermanas.

 

-Sí, pero no mer refiero a eso, me refiero al amor romántico, de pareja.

-No, porque como yo te dije una vez, la libertad es incompatible con el amor y todo amante es un esclavo. No quiero ser esclava de nadie.

 

-Quieres estar libre de ataduras…

-Sí, por supuesto, yo pienso que el principal objetivo del ser humano es la libertad.

 

-¿Pero acaso el amor es incomopatible con la literatura?

-Claro que sí es incompatible porque exige tiempo, si tú te comprometes con una persona, le tienes que dedicar tiempo. Es igual que armar un evento, es una responsabilidad igual, tienes que dar tiempo, comprometerte a ser fiel, una serie de cosas. No tengo tiempo para eso (risas).

 

-Ingresemos al túnel del tiempo, ¿cómo fue tu niñez?, ¿fue feliz?, ¿fue libre?

-No, fue una niñez muy triste porque yo era una niña muy singular y no me adaptaba para nada a mi entorno, era muy solitaria. Sí jugaba, pero no entendía a mis pares.

 

-Y la relación con tus padres, ¿cómo la definirías?

-Mmh, es una relación muy intensa, los quiero mucho y son lo más importante en mi vida.

 

-¿Te apoyan en lo que haces?

-Incondicionalmente.

 

-Lo que es difícil, ¿verdad?, porque la mayoría de padres quieren que sus hijos se dediquen a una profesión liberal y lleven una vida, entre comillas, normal.

Tú lo has dicho, entre comillas, normal. Como decía alguien, te piden que te adaptes a un mundo enfermo, y eso te vuelve también enfermizo. No, ese no es mi objetivo, y mis padres lo saben porque a lo largo de estos 26 años que tengo, ellos han ido asimilando mi filosofía, y han ido entendiendo que la vida es tan corta para hacer lo que no te gusta.

 

-En cierto modo, eres una rebelde con causa…

Bueno, eso de etiquetar a las personas no va conmigo, pero sí, soy bastante rebelde y probablemente siempre lo sea.

 

-¿Y eso te ha generado conflictos con los demás?

-Muchos conflictos, pero la mayor parte de ellos muy divertidos.

 

-¿Divertidos?

-¡Claro!, tendría que contarte muchas anécdotas…

 

-Cuéntame una.

-Una vez me dieron un premio de literatura y la persona que me lo dio y me felicitó en la ceremonia meses atrás me había tratado mal, e incluso me quiso desaprobar en un curso.

 

-¡No te lo puedo creer, fue tu profesor!

-Sí, fue mi profesor, pero no tuvo más que felicitarme.

 

-Hablando de premios y galardones, tú has ganado varios galardones de narración y poesía, ¿eso ha inflado tu ego?

-No, mira, porque para mí los premios, más que reconocimientos para un ego que no debería existir, hablan de cuanto uno necesita esos premios en el sentido pecuniario. Yo no tengo una familia pudiente, no soy millonaria, entonces yo participaba con ese objetivo, de obtener ciertos recursos que me ayuden a continuar mi trabajo literario.

-Sin embargo, tienes ciertos ingresos con la docencia y tus otras actividades.

Bueno, mira, ahora la docencia la dejé porque hubo problemas porque las instituciones privadas tratan a los alumnos como clientes y eso a mí no me gustó para nada. Yo renuncié, pero ahora estoy por sacar una empresa propia.

-¿Una empresa?

Sí, está ligada a los poemas y también trabajo independientemente como ilustradora.

-Suena un poco paradójico porque la poesía no parece ser muy lucrativa…

-Será una sorpresa. Aquí en Trujillo es algo novedoso pero en otros países ya hay.

-¿Qué cosa te hace feliz y que te hace infeliz?

-Me hace feliz el mar y la naturaleza, es una felicidad que no se puede describir. Me gusta contemplar el océano y captar su energía. En cuanto a lo que me hace infeliz es toda la injuticia que veo en el mundo respecto a la mujer.

-Eres admiradora de Virginia Wolf

­-Es una de mis escritoras favoritas. Admiro mucho que los años 20 del siglo pasado ella haya podido dedicarse a la literatura por tener un esposo que era incondicional y la amaba más que nada.

-Última pregunta, si tuvieras 24 horas de vida, ¿qué cosa harías?

-Aprovecharía para ir al mar más cercano y disfrutarlo hasta el último segundo (LFQ)

 


Tags: mr hyde, karina luz bocanegra, karina luz belle, luz belle, diablos azules, literatura trujillo, poesia trujillo

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios