Lunes, 07 de noviembre de 2011

 

Por Francisco Pereda

 

Conocí a Ricardo en julio de 1982, desde aquel entonces, siento que el tiempo no ha pasado, pero si ha dejado huella. La noticia de su partida se transforma en hilo conductor entre la Música y el recuerdo que renace en mi mente en forma de sinfonía. Compartió el escenario conmigo en programas de Música de Cámara, como solista y en conciertos sinfònicos.

 

I : Allegro con optimismo

 

"Hagamos música"... fueron sus primeras palabras. En 1982 Trujillo se preparaba para dar la bienvenida a su renaciente Orquesta Sinfónica, se presentaban conciertos esporádicamente; los contactos de Ricardo con las autoridades musicales de la época dieron como resultado que se programara con la OST el Concierto de Brandenburgo No.4 BWV 1049 de J.S.Bach, con las partes solistas a cargo de los flautistas Ricardo Larco,Marianela Avalos y Francisco Pereda al violín, el director, el maestro inglés David Haslam; sumidos en el mundo polifónico interdisciplinario y matemático de esta música, nuestra colaboración se iniciaba con el anhelo de luchar por un arte puro y optimista. Con la maleta llena de esperanzas Ricardo dejó el país para irse a estudiar a Alemania. Para marzo de 1986,en uno de sus viajes de vacaciones en el Perù, coincidimos nuevamente en un concierto de Mùsica de Càmara del ENSAMBLE DE CUERDAS MICHAEL RABIN, se trataba del cuarteto para flauta,violìn,viola y cello K.285 de W.A.Mozart con Ricardo Larco,flauta, Francisco Pereda,violìn, Cèsar Chicco,viola y Josè Pacheco, cello. Dimos evidencia de la gracia, prominencia y versatilidad de esta obra.

 

II : Moderato meditativo

 

"Hemos estado buscándote para tocar algo"...expresò Ricardo cuando nos encontramos en forma casual en un pequeño restaurante de la Plazuela del Recreo, lo acompañaba Francis Alarcón. Para agosto de 1996, mucha agua habìa pasado bajo el puente de nuestras vidas, en esta oportunidad estoy como invitado de la OST para dirigir la Sinfonìa No.5, Op.107 "Reforma"de Fèlix Mendelssohn. No podía ser más evidente la participaciòn de Ricardo en el solo de flauta al inicio del IV movimiento,en donde se anuncia

con el himno de la Liturgia Luterana la presencia de UNA FORTALEZA OMNIPOTENTE ES NUESTRO DIOS. Aùn permanece en mis oìdos esa celestial melodìa. El comentario que me diò despuès es que se sintiò motivado por la colaboraciòn del oboìsta mexicano Miguel Salazar quien se encontraba en calidad de invitado en Trujillo. En enero de 1999, una noche de verano calentaba la empedrada Plaza del Recreo. Entre brindis y brindis, el anochecer se convertìa en amanecer, al igual que nuestros sueños en proyectos; estos momentos dieron como resultado la presentaciòn de una monumental obra de Càmara: La OFRENDA MUSICAL BWV, 1079. Se programò para el VI Festival Internacional Bach, con la participaciòn de la pianista Katya Palacios,Ricardo Larco,flauta,Francisco Pereda,violìn y Francis Alarcòn,cello. En este festival Ricardo se presentò tambièn como solista de la Orquesta de Càmara del Festival con la Suite en Si menor BWV,1067 ambas obras de J.S.Bach.

 

III: Adagio mesto

 

"El concierto va a salir cañòn hermano"...me dijo en agosto de 2011;estoy como invitado de la OSN,durante a semana de ensayos lo notè distante, me quedè pensando: "No me puedo imaginar un peor destino para alguien tan entusiasta, honesto y alegre, siento que te persiguen fantasmas diurnos y nocturnos, una profunda amargura te està perturbando a tal punto de hacer desaparacer tus ideales en una oscuridad terrible. Darìa mucho por verte bien otra vez; durante el concierto nunca antes habìa sentido la tristeza tan cerca de la Sinfonìa No. 8 de Dvorak. El tiempo se portò severamente al no permitirme programar el concierto para flauta y oboe de Antonio Salieri que tanto te gustaba y querìas tocarlo".

 

IV: Allegro jubiloso

 

"Trujillo es Trujillo pues Panchito"...estas fueron las ùltimas palabras que cruzò conmigo en julio de 2011. Nunca pude entender si se referìa a ilusiòn o desilusiòn, tal vez esta agridulce sensaciòn con sabor a la sonrisa de la Mona Lisa representaba el momento que estaba viviendo. Hoy, he dedicado y escuchado en tu memoria tres obras maestras que las recreamos juntos:El concierto Brandenburguès No.4, el cuarteto de Mozart, y la Sinfonìa "Reforma" de Mendelssohn. Ahora que el cosmos es tu paìs y esa Fortaleza Omnipotente tu casa, desde aquì te digo: "Gracias Ricardo por convencerme de que la Mùsica suena mejor, cuando se hace entre amigos"

 


Tags: ricardo larco mannucci, francisco pereda calderon, flautistas peruanos

Publicado por Trujilloarteycultura @ 12:07 PM  | M?SICA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios