Mi?rcoles, 28 de abril de 2010


50 años sin Albert Camus

 

Al inicio de 1960, en el trayecto de Lyon a París por la Nacional 5, más concretamente en un lugar llamado Petit-Villeblevin, moría el novelista, dramaturgo y ensayista Albert Camus.

Este año se cumplen exactamente 50 años del fallecimiento de uno de los intelectuales más importantes del siglo XX, cuyo pensamiento y obra han marcado, como pocos, a la historia del pensamiento y la cultura francesa, europea y occidental.

Nació el 7 de noviembre de 1913 en un barrio pobre del este de Argelia (en aquella época departamento francés). Camus describe el contacto con su madre, mujer humilde, iletrada y medio sorda. Un padre muerto en la primera guerra mundial, meses después de su nacimiento.

La infancia austera y rígida del hogar fue compensada por el afecto y estímulo de su maestro, Louis Germain, quien le ayuda a conseguir una beca para entrar al Liceo. Camus agradecerá al sempiterno su ayuda e incluso le dedicará el famoso "Discurso de Suecia", pronunciado al recibir el Premio Nobel de Literatura en 1957.

A partir de su mudanza a Francia se acentuó su interés por el existencialismo, que tiene una clara influencia en su obra. Fue miembro activo de la resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial y entre 1945 y 1947 fue director de Combat, una revista clandestina. 1942 marca un momento muy importante con la publicación de una de sus obras más importantes: El extranjero.

De sus obras existencialistas podríamos nombrar: El mito de Sísifo (1942), que es, de alguna manera, la contraparte filosófica de la novela El extranjero. Luego, más adelante, la obra de teatro Calígula (1945) y La Peste (1947). En la década siguiente aparecería nuevamente en el teatro Estado de sitio (1952) y, sobre todo, El hombre Rebelde, publicado en 1951. En 1957 le conceden el Premio Nobel de Literatura y justamente la lectura de su discurso de aceptación me hace pensar en la vigencia de su pensamiento.

Camus tiene un estilo muy particular, conciso, directo y profundo. Aunque posee un estilo muy sencillo no por eso es fácil de leerlo. En sus frases cortas e incisivas se esconde una profundidad de pensamiento que nos sacude las partes más escondidas de nuestro ser.

La opción de Camus fue siempre la rebelión contra lo absurdo y fue un verdadero humanista que usó la palabra como instrumento de lucha en la búsqueda de la igualdad. Lo extraordinario de Camus son sus metáforas, con las cuales ha tratado de definir siempre la humanidad. El compromiso de Camus fue con el hombre, no con su concepto.

En Francia, con motivo del aniversario de su muerte, proliferan las biografías sobre aspectos poco conocidos de su vida y los homenajes oficiales se suceden.  En Trujillo, es con una conferencia titulada “Albert Camus y el existencialismo”, en la cual conmemoraremos  su memoria, el jueves 29 de abril, a las 7:30 de la noche, en la Alianza Francesa de Trujillo (AFT). Los cinco expositores que son Marco Ledesma, el profesor Hugo Aldave, el profesor Luis Eduardo García y destacado literato de nuestra ciudad, el profesor Hugo Florián Orchessi y el profesor Jorge Yika, tratarán de definir la vida, la obra y la filosofía de este intelectual .

Con este evento, la AFT inicia una serie de conferencias que se desarrollarán cada mes rindiendo un homenaje a un personaje famoso del patrimonio cultural francés. 



Conferencia “Albert Camus y el existencialismo”

Mediateca de la Alianza Francesa ( Jr. San Martin 858)
7:30 pm
Ingreso Libre


Tags: alianza francesa, aft, albert camus, el existencialismo, culturales francia

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios